¡La nueva tecnología de impresión de resina multimaterial más rápida!

iCLIP
La impresión 3D no deja de evolucionar. Recientemente, los ingenieros de Stanford, entre los que se encuentra Joseph DeSimone, han diseñado un nuevo método de impresión 3D que, según afirman, es entre 5 y 10 veces más rápido que la impresora de alta resolución más veloz que existe actualmente. No sólo eso, sino que con esta tecnología de interfaz líquida continua de inyección (iCLIP), los usuarios podrían utilizar varios tipos de resina en una sola pieza.
Si el nombre CLIP le suena, no es el único. La producción de interfaz líquida continua fue inventada por primera vez por Joseph DeSimone (uno de los creadores de esta novísima tecnología) y sus colegas allá por 2015 y es la tecnología sobre la que se fundó Carbon. Por supuesto, su tecnología ha sido renombrada desde entonces como Digital Light Synthesis, y Joseph DeSimone dejó su puesto de CEO en 2019 para servir como Presidente de la Junta Directiva en Carbon, pero la base de la tecnología es la misma. Esta última innovación sirve para permitir la impresión multimaterial y de resina, ya que combina el clip tradicional con la inyección activa de resinas donde sea necesario.

¿Cómo funciona el iCLIP?

El iCLIP es un método de polimerización en cuba que utiliza luz UV, pero que pretende mejorar algunas de las limitaciones percibidas del CLIP sin dejar de beneficiarse de las ventajas de la tecnología. En particular, seguirá integrando una llamada «zona muerta» o capa de oxígeno que sirve para disminuir en gran medida las fuerzas de adhesión durante la etapa de fotopolimerización. Estas fuerzas son habituales en la impresión 3D con resina y, al eliminarlas, es posible aumentar considerablemente la velocidad de impresión. De hecho, en el documento de investigación, los ingenieros señalan que el propio CLIP podría pertenecer a una «tercera generación» de fotopolimerización en cuba gracias a su velocidad y otras ventajas. Sin embargo, la tecnología original sigue presentando inconvenientes, como el hecho de estar limitada a resinas relativamente poco viscosas y no permitir la impresión multimaterial.

Este último proceso debería solucionarlos. En concreto, utiliza bombas de jeringa montadas y añade resina adicional en puntos clave del proceso. Esto permite reducir aún más las fuerzas adhesivas, en casi dos órdenes de magnitud según los datos, lo que permite una impresión aún más rápida y la eliminación de los defectos habituales. Además, gracias a la adición de resina en varios puntos, permitirá la impresión multimaterial, algo que no suele ser posible con los métodos de fotopolimerización en cuba.

DeSimone, que también es catedrático de medicina traslacional Sanjiv Sam Gambhir y profesor de radiología y de ingeniería química en Stanford, concluye: «Esta nueva tecnología ayudará a aprovechar plenamente el potencial de la impresión 3D. Nos permitirá imprimir mucho más rápido, lo que contribuirá a inaugurar una nueva era de fabricación digital, así como a permitir la fabricación de objetos complejos y multimateriales en un solo paso.» El siguiente paso de los investigadores será desarrollar un software capaz de optimizar la red de distribución de fluidos para cada pieza.

Tomado de: https://www.3dnatives.com/es/iclip-standford-proceso-041020222/#!

Compartir:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email